La reunión del BCE en su línea: mucho ruido y pocas nueces

21/05/2021 

Neil Wilson

La economía británica se contrajo menos de lo esperado en enero, pero sin embargo mostró el terrible impacto del bloqueo en la actividad económica. El Banco Central Europeo dijo que aceleraría el ritmo de compra de bonos para apoyarse en el aumento de los rendimientos, pero no brindó una gran claridad en su tan esperada reunión de política monetaria.

Wall Street subió a un nuevo récord y Bitcoin alcanzó un nuevo récord histórico mientras los inversores esperaban la inminente llegada de los controles de estímulo. Por su parte, las acciones europeas se mueven un poco a la baja en las primeras operaciones del viernes a pesar de que el S&P 500 registrase un nuevo récord. Sin embargo, las bolsas principales están en camino de una ganancia de aproximadamente del 4% esta semana, mientras que el FTSE 100 ha subido un poco más del 1%.

Por su parte, la subasta de bonos a 30 años en los EE. UU. se llevó a cabo sin demasiados problemas después de todo. No obstante, los rendimientos estadounidenses a 10 años han vuelto a subir al 1,6%, un nivel que ha suscitado cierta preocupación. Mientras tanto, el canciller británico, Rishi Sunak, advirtió que «las finanzas públicas son mucho más sensibles a los cambios en las tasas de interés y la inflación que antes». Bastante. Cuanto más enganchado esté, más «sensible» será a las tarifas. No obstante, si tiene un banco central que aspira en una subasta, no necesita preocuparse por la tasa de mercado… Pero bueno, dejemos este debate para otro día.

Parece que el gobierno del Reino Unido tiene la intención de asegurarse de que las finanzas públicas se «arreglen»,… ¿Alguien entiende lo que significa esto? Mi lectura es simple: impuestos más altos para usted y para mí, para que podamos permitirnos seguir pagando a la gente para que no trabaje.

«Las condiciones de financiación se definen mediante un conjunto de indicadores holístico y multifacético, que abarca toda la cadena de transmisión de la política monetaria, desde las tasas de interés libres de riesgo y los rendimientos soberanos hasta los rendimientos de los bonos corporativos y las condiciones del crédito bancario», dijeron en la reunión. Holístico y multifacético… ¡¡Wooow!! ¿A qué esto suena súper inteligente e interesante? El BCE hizo lo que suele hacer el BCE: poca claridad y mucha complejidad – flexibilidad – en torno a su función de reacción.

Christine Lagarde pasó mucho tiempo tratando de explicar lo que el BCE está buscando hacer diciendo que aumentará el ritmo de compra de bonos; en parte porque no está claro lo que quiere lograr y en otra parte porque Lagarde no es una maestra de conferencias de prensa como Draghi. El BCE acelerará las compras de activos, pero aún podría utilizar menos de la dotación completa de 1,85 billones de euros si se pueden mantener unas condiciones financieras favorables sin gastarlo todo. Con esto parece que no tiene ni idea: la flexibilidad puede ser buena, pero se debe tener un poco más de control de las cosas, en mi opinión.

La sensibilidad a las tasas es extraordinaria. Reza el titular: «Los bonos europeos se recuperan después de que el BCE se comprometiera a incrementar las compras de activos». Fíjese en esto: el rendimiento en bonos a 10 años cayó 0.02 puntos porcentuales, ¡un total de dos puntos básicos! Esa es una gran reacción, claro que sí (nótese mi ironía que es poco fina hoy).

ORO

En cuanto al metal precioso, fracasó en el área de $1,740 y ha perdido las ganancias de los últimos días a medida que los rendimientos volvieron a subir.

Fuente: gráfico del oro obtenido a través de la plataforma WebTrader de Markets.com

¡Comparte en tus redes sociales!
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter