Acciones en caída a medida que aumentan los rebrotes

19/05/2021 

Neil Wilson

Los mercados de valores se han visto presionados nuevamente debido a que un aumento en los nuevos casos de COVID-19 en los EE. UU. preocupa a los inversores, sumado a que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó drásticamente sus pronósticos de crecimiento para este año. Los principales índices de renta variable han caído hacia el extremo inferior del rango negociado en junio, pero aún no han alcanzado nuevos mínimos para el mes; y, es que, cuando lo hagan, será muy interesante y podría exigir una nueva leg lower. Las acciones en Europa cayeron un 3% el miércoles, mientras que Wall Street cayó un 2,6%. Los mercados europeos abrieron nuevamente a la baja el jueves, con un comercio libre de riesgo que mostraba que todos los sectores en rojo, telecomunicaciones, salud y servicios públicos disminuyeron menos.

Los inversores se están volviendo locos, ya que el aumento de los casos diagnosticados plantea preocupaciones sobre la rapidez con la que la economía estadounidense puede resurgir de las cenizas (aunque también hay grupos en Alemania, la atención se centra en la divergencia entre la experiencia europea y estadounidense). El FTSE 100 acabó cerca de los 6,000, pero encontró apoyo en torno al retroceso del 23.6% en 6,066. El S&P 500 cerró a 3,050, con un retroceso del 38,2%. Con la suavidad en la apertura en Europa y los futuros que indican una apertura más baja, podemos ver que SPX prueba su nivel de 23.6% en los 3,000. Una nueva prueba de los mínimos de junio parece cada vez más probable.

PREVISIÓN DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL

Mientras tanto, el FMI redujo su perspectiva para 2020, advirtiendo que la economía mundial se reduciría mucho más este año de lo que se había pronosticado en abril. La producción mundial se pronostica en – 4.9%, frente al dato del – 3% ofrecido en abril. El Reino Unido y la UE disminuirán un 10%, mientras que la economía de EE. UU. se reducirá hasta un 8%. De manera reveladora, el FMI también redujo su pronóstico de recuperación de 2021: se espera que el crecimiento a nivel mundial se recupere un 5,4%, frente al anterior pronóstico del 5,8% en abril. En otras palabras, la disminución será más profunda y la recuperación más lenta; es decir, no habrá recuperación en forma de V, como ha dicho hoy Christine Lagarde. También podemos agregar tensiones comerciales entre Estados Unidos y la UE por el sentimiento en el mercado de valores, ya que la Casa Blanca ha amenazado con nuevos aranceles. Además, sugeriría que cuanto más nos acerquemos a las elecciones y más encuestas muestren a Biden al frente de Trump, mayor será el riesgo de una clara victoria demócrata, que deberá ser tenido en cuenta en los mercados de valores.

Aunque vemos un riesgo claro con titulares en torno a los picos en los casos de COVID-19 para los mercados de valores, cualquier segunda ola de contagios no va a resultar en el mismo nivel de restricciones de bloqueo que la primera: por un lado porque es demasiado costoso económicamente y, por otro, porque hemos aprendido mucho sobre cómo hacer frente a este virus, tanto en términos de tratamiento como de prevención. Esto significa que cualquier retroceso adicional que veamos, aunque potencialmente bastante agudo, deja poca probabilidad de que se vuelvan a dar los mínimos en marzo. Mientras tanto, el estímulo del Banco Central sigue siendo fuerte. La Fed ha cambiado materialmente: ahora tiene un balance de $7 billones, estableciendo un suelo bajo en el mercado de bonos que impulsa las acciones. El riesgo para la renta variable llega más adelante, al obtener una visión real tanto del ritmo de recuperación económica como, por extensión, de las ganancias corporativas: ¿el S&P 500 todavía justifica el ratio precio-ganancias (PE) a futuro x23, o debería comenzar a negociarse a más de x19? El PE actual de alrededor de x23 sugiere la esperanza de un repunte en las ganancias el próximo año que tal vez no se materialice.

NON-FARM PAYROLLS

Por otro lado, el ritmo de la recuperación económica, el informe semanal de solicitudes de desempleo  (Nonfarm Payrolls Report) del 25 de junio era de de gran importancia, ya que la semana pasada fue decepcionante. Tras el informe sorprendentemente fuerte de las nóminas no agrícolas, los números semanales no se cumplieron con convicción: los reclamos iniciales disminuyeron solo de 58k a 1,5m, mientras que los reclamos continuos solo cayeron 62k a 20.5m. La desaceleración en la tasa de cambio era la principal preocupación: la contratación no superaba los despidos sucedidos a un ritmo lo suficientemente rápido como para confiar en una buena recuperación. Nos gustaría ver una mejora en la reapertura de las empresas, lo que sugeriría una cicatrización más permanente en el mercado laboral.

MERCADO DE DIVISAS

Por último, en el Forex, podemos ver un canal descendente para GBP/USD. La cruz ha retrocedido a 1.24 cuando el dólar encontró oferta antes de reducir las pérdidas la mañana del 25 de junio. Los bulls (alcistas) necesitan despejar el swing high en 1.2540 para romper la tendencia bajista, pero la resistencia de la tendencia aparece alrededor de 1.25 primero. Los bears (bajistas) pueden ver un retroceso por debajo del mínimo del 21 de junio alrededor de 1.2334, con el canal sugiriendo que podemos ver un martillo en 1.22 en caso de que los bulls no rompan el 1.25.

Fuente: elaboración propia a partir de la plataforma Webtrader de Markets.com

¡Comparte en tus redes sociales!
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter