Manual de elección de bróker. Parte I: Regulación

09/05/2021 Por Mr. Comparator
NO OLVIDES SUSCRIBIRTE

Al comenzar nuestra andadura en los mercados financieros, todos los inversores lo hacemos con una ilusión máxima y unas expectativas muy altas. Sin embargo, pronto comenzamos a darnos cuenta de que este camino es mucho más difícil de lo que en un principio pueda parecernos. Pese a que creemos que el mercado es nuestro enemigo a batir, debemos tener en cuenta varios puntos que harán que nos encontremos con una mejor arma de lucha (bróker) para enfrentarnos a él: regulación, tipo de ejecución, costes, etc. Analizaremos todas y cada una de ellas para que podáis tener más claro qué debe tener el bróker que necesitáis para operar y por qué el mismo bróker que usa un amigo puede no ser el recomendable para ti. 

El objetivo de esta secuencia de artículos es ayudar al lector a no caer en la primera de estas batallas: la importancia de la regulación del bróker. Si conseguimos elegir con acierto el bróker que más nos conviene, podremos centrarnos en batir al mercado, sin tener que preocuparnos también de pelear con la entidad que utilizamos para ello.

Por lo tanto, el primer paso es conocer las diferentes regulaciones que existen. Para simplificarlo, y atendiendo a la localización de los lectores de Comparador de Bróker (España y Latinoamérica), vamos a hacer dos grupos:

Europa:

En Europa, existe el organismo europeo llamado ESMA, encargado del buen funcionamiento de los mercados. Sus objetivos son la protección de los clientes, el buen funcionamiento de los mercados y la estabilidad financiera.

Para cumplir con estos objetivos, ESMA desarrolla una directiva llamada MiFID en la que detalla las normas a cumplir por las entidades financieras de la Unión Europea. En Agosto de 2018, se activó MiFID II con la entrada en vigor de nuevas medidas orientadas a cumplir con los anteriores objetivos. Algunas de estas medidas fueron:

  • Limitar el apalancamiento máximo para clientes minoristas a 1:30.
  • Obligación de mantener los fondos del cliente segregados.
  • Incluir declaraciones de riesgo de los productos que se van a contratar.
  • Realización de test de idoneidad por parte de los clientes antes de contratar el producto.

Si, a la hora de abrir cuenta con un bróker echamos en falta alguno de estos cuatro puntos, seguramente no estemos ante un bróker regulado en Europa. Como es lógico, ESMA solicita que todos los residentes en Europa trabajen bajo entidades reguladas por la Unión, pero no resulta descabellado encontrarnos con brókers con regulación en Europa y fuera que abren cuentas a clientes europeos bajo sus regulaciones offshore, los cuales tendrán problemas en un futuro cercano. 

Por esto último, muchos inversores están optando por trabajar con entidades que únicamente tienen regulación en Europa, lo cual no es ni mejor ni peor, ya que de lo que se trata es de que, aunque estés en un bróker multi-regulado, tú estés bajo el paraguas que exige la normativa que estés (en el caso de ser europeo) o que, puedas elegirlo en el caso de clientes de fuera de Europa.

Con esta información ya sabemos que todas las entidades reguladas en Europa siguen la misma normativa (MiFID II), por lo que no importa si el regulador de un bróker es Reino Unido, Chipre, Malta, Bulgaria, Irlanda, etc., ya que todos siguen las mismas directrices (únicamente se diferencian en los fondos de garantía que ofrecen).

Al ser residente en España, es importante también comprobar si tu bróker tiene, al menos, licencia en CNMV. Digo licencia, que no regulación. La licencia le permite operar en España y ofrecer sus servicios a inversores españoles y, ante un eventual problema, el organismo regulador de España podrá ayudarte al dirigir la queja contra el regulador en cuestión que tenga el bróker.

Resto del mundo:

Una vez salimos de Europa, nos encontramos con una diversidad grande de reguladores, cada uno con sus propias normas, procedimientos y garantías. La mayoría de ellos, ofrecen un apalancamiento bastante mayor al que ofrece Europa, motivo por el que muchos inversores buscan brókers con estas regulaciones. Si eres un cliente europeo y quieres un mayor apalancamiento, te recomendamos que acredites ser “cliente profesional”, lo cual te permitirá tener un mayor nivel de apalancamiento dentro de la regulación en la que te toca estar, la europea. 

Dentro de esta categoría nos encontramos con regulaciones en Australia, Nueva Zelanda, Bermudas, Seychelles, Islas Vírgenes Británicas, San Vicente y Granadinas, Sudáfrica, etc.

Fuera de Europa, sin duda, la regulación con mayor reputación es la ASIC Australiana. Esto, junto con el mayor apalancamiento que actualmente ofrece, ha hecho que desde la entrada en vigor de MiFID II muchos inversores opten por abrir cuenta en brókers regulados aquí. Sin embargo, son crecientes los rumores de que ASIC va seguir los pasos dados por Europa reduciendo el apalancamiento, así como obligando a los brókers a no aceptar clientes provenientes de Europa en un futuro cercano. Ni al bróker ni a los clientes europeos les interesa estar en una regulación que no les corresponde, solo sirve para correr riesgos innecesarios. 

Sin embargo, los residentes en América Latina, al no tener un organismo común que regule esta actividad, pueden acogerse a cualquier regulación del mundo según lo que más les interese. De todas formas, aumentaremos nuestra probabilidad de estar bien cubiertos al hacerlo en regulaciones con probada trayectoria en actividades de protección al cliente sea dentro o fuera de Europa en este caso.

En resumen, como hemos visto a lo largo del artículo, se requiere de seriedad por parte de los brókers, pero sobre todo, por parte de los clientes, para que si estos primeros se saltan la normativa en el caso de clientes europeos, los últimos no se vean perjudicados. Consideramos que ESMA ya permite un amplio apalancamiento, no siendo necesario arriesgar las garantías que uno tiene en Europa a costa de obtener una ampliación de apalancamiento (siendo, además, posible demostrar los requisitos de cliente profesional). En cualquier caso, la regulación es un de los puntos importantes a tener en cuenta, para nosotros, realmente, el primero del manual de búsqueda de un bróker. 

¡Comparte en tus redes sociales!
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter